• Servicios de Cirugía
    Plástica Facial

Cirugía Plástica Facial - Cartera de servicios

Rinoplastia

Cada año, medio millón de personas piden consulta para evaluar la cirugía de su nariz. Muchas personas están descontentas con la forma de su nariz o la apariencia que esta a adquirido con la edad. Para otros, una lesión puede haber distorsionado la nariz y en otros muchos, desean mejorar la respiración de su nariz. Como la nariz ocupa una posición central en la cara, el tamaño y la forma de esta tiene un gran impacto en el aspecto de la cara.

El cirujano maxilofacial es el especialista que está más acostumbrado a tratar todas las estructuras de la cara, ya que su área de especialización es solamente la cara a diferencia de otros especialistas que tratan otras muchas partes del cuerpo.

El término rinoplastia deriva del término alemán "Rhinoplastik" que significa "cambiar la forma de la nariz". La técnica consiste en acceder primero el soporte del hueso nasal y el cartílago de la nariz. Esto se logra a través de incisiones dentro de la nariz, donde son invisibles. En algunos casos, se hace una incisión en el área de la piel que separa las fosas nasales. A continuación, el hueso subyacente y el cartílago se reducen, se aumentan o se reordenan para crear una estructura con una nueva forma. Por ejemplo, si la punta de la nariz es demasiado grande, el cirujano puede esculpir el cartílago en este área para reducir su tamaño. Si el puente de la nariz tiene una prominencia, esta puede ser reducida para obtener un perfil más agradable. Si cualquier parte de la nariz aparece desproporcionadamente pequeña, injertos de cartílago o injertos de tejido blando puede colocarse para crear una mejor armonía. Finalmente los tejidos tratados se cubren de nuevo y se cierran las incisiones.

A) PACIENTE ANTES Y DESPUÉS DE UNA RINOPLASTIA

Tras la cirugía, una pequeña férula de plástico o escayola se coloca en la parte exterior de la nariz para minimizar el hinchazón y para ayudar a mantener la nueva forma de la nariz mientras se cura.

El postoperatorio es bastante confortable. La mayoría de los pacientes refieren poco o ningún dolor después de la cirugía nasal, y cualquier molestia se controla fácilmente con medicamentos para el dolor leve.

Una vez terminada la cirugía, tendrá seguimiento diario en la primera semana. Suele haber algo de inflamación y / o hematomas alrededor de los ojos la primera semana. Esto generalmente desaparece en los primeros 2-5 días después de la cirugía. Las compresas frías ayudarán a minimizar y reducir los moretones y cualquier molestia. Las suturas absorbibles se utilizan generalmente dentro de la nariz y no necesitan extracción. Cualquier sutura externa, si es necesario, se retiran en 5-8 días. La férula nasal también se retira en 5-10 días después de la cirugía.

Con un análisis adecuado, unas expectativas realistas de los pacientes y las habilidades de un cirujano plástico facial cualificado, la rinoplastia es un procedimiento muy gratificante tanto para el paciente como para el cirujano.

Blefaroplastia

La blefaroplastía es la técnica quirúrgica que permite mejorar el aspecto estético de los párpados y de la mirada e incluso, en algunos casos, puede ayudar a mejorar la visión en personas de edad avanzada que presentan un exceso importante de piel en los párpados que impide la correcta visión.

Los principales signos del envejecimiento que se corrigen con la blefaroplastia son el exceso de piel de los párpados superiores que dan un aspecto de “mirada cansada” y las bolsas de los párpados inferiores que dan un aspecto de tristeza. En otros casos este procedimiento se realiza para crear un “pliegue” en el párpado superior en ojos de tipo asiático (“occidentalización” palpebral) para conseguir mayor apertura de la hendidura palpebral.

La blefaroplastía no elimina las patas de gallo u otras arrugas alrededor de los ojos. Tampoco levanta las cejas caídas para lo que existen otros procedimientos con el lifting de cejas mediante cirugía o mediante toxina botulínica.

La cirugía de blefaroplastia se diseña de manera individual para cada paciente, dependiendo de sus necesidades particulares. Puede realizarse de manera aislada solo para párpados superiores, solo inferiores o ambos, o en combinación con otros procedimientos quirúrgicos sobre la cara. Como cualquier procedimiento de cirugía estética, la blefaroplastia no detiene el proceso de envejecimiento, pero puede sin embargo, disminuir el aspecto de cansancio o tristeza que presentan los pacientes con bolsas en los párpados superiores o inferiores.

La cirugía debe realizarse en un quirófano ambulatorio u hospitalario. El paciente no suele necesitar ingreso volviendo a su domicilio en 2-3 horas ya que suele realizarse bajo anestesia local con un confort excelente para el paciente.

Cuando intervenimos sobre los párpados superiores, se suele eliminar un “huso” de piel que corresponde al exceso de piel y en algunos casos además, eliminamos parte de las bolsas bajo el párpado. La cicatriz es invisible tras la cicatrización, quedando justo en el pliegue del párpado.

Para la cirugía del párpado inferior existen varias técnicas (clásica, transconjuntival, Loeb y cantopexia) que se valorarán durante la primera consulta, según las características de los párpados del paciente, su rostro y también sus expectativas.

La blefaroplastia puede realizarse con anestesia local, anestesia local más sedación o anestesia general. El hematoma resultante de la intervención se reduce mucho si tras la cirugía se aplica hielo sobre los ojos durante un par de horas. A los cuatro o cinco días se retiran los puntos de sutura y se inician masajes drenantes para reducir el edema y dar elasticidad a la piel.

Se trata de una de las técnicas de cirugía plástica facial más demandadas por su sencillez, rapidez y buenos resultados.

No existe una edad mínima para realizar este procedimiento.

Lifting Cervicofacial

El envejecimiento de la cara es inevitable, con el tiempo la piel gana flacidez en la cara y el cuello, aparecen las llamadas “patas de gallo alrededor de los ojos. Las que eran finas arrugas lineales de la frente se convierten en arrugas profundas y pliegues. La línea de definición de la mandíbula se pierde y aparece la “papada” y líneas verticales en el cuello, llamadas “bandas platismales”. Todo esto sumado a la genética, los hábitos personales, la fuerza de la gravedad, la exposición al sol y otros factores ambientales, pueden acelerar el proceso de envejecimiento. Uno de los procedimientos más demandados para combatir estos efectos, es el “Lifting Cérvicofacial”.

Esta cirugía consiste en el “estiramiento” de la piel y los músculos más superficiales de la cara y el cuello, restaurando así la anatomía de estas estructuras que han quedado descolgadas.

La cirugía consisten en una incisión que comienza en el área del cabello en la zona temporal, justo por encima y por delante de la oreja aprovechando las pequeñas arrugas justo delante de la oreja. A continuación continúa bajo el lóbulo de la oreja y sigue la parte posterior de la oreja y se integra en la línea del cabello. La piel se levanta suavemente desde la mejilla hasta el cuello para poder posteriormente reposicionarla en una posición más elevada. Algo de grasa se ​​puede eliminar, así como el exceso de piel.

Para los hombres, la incisión se realiza siguiendo las líneas naturales de la barba. En todos los casos, las incisiones se realizan en algún pliegue natural de la piel para que quede camuflada. Después de recortar el exceso de piel, el cirujano cierra la incisión con suturas finas y / o clips metálicos. Esto permitirá que la cirugía sea precisa y evita afeitar el pelo en los puntos de incisión.

Dependiendo de la extensión de la cirugía, el proceso puede tardar de dos a cuatro horas. Cuando el procedimiento se lleva a cabo con una combinación de sedantes suaves, anestesia local y/o una anestesia intravenosa el paciente experimentará poca incomodidad.

La tendencia actual y la demanda de esta cirugía ha crecido enormemente y suele ser solicitada por los pacientes alrededor de los 40-50 años.

Tras la cirugía de lifting facial, usted recuperará un aspecto muchísimo más joven y natural de la cara, encontrará una definición de la cara mucho más armónica al eliminar la flacidez del cuello y definir la línea mandibular. Las arrugas y surcos profundos pasarán a ser pequeñas líneas en la piel.

Esta técnica suele combinarse con el lipofilling facial con grasa autóloga que restaura el volumen facial a nivel de las mejillas perdido tras la menopausia y que da un aspecto de tristeza y vejez a la cara.

Lifting de Frontal

Los efectos del envejecimiento son inevitables, y, a menudo, la frente y la zona de las cejas muestran los primeros signos. La piel comienza a perder su elasticidad. El sol, el viento y la fuerza de la gravedad, afectan a la cara, lo que resulta en la aparición de las líneas de expresión, arrugas en la frente, y un peso cada vez mayor de las cejas. Estos cambios ocurren en diferentes rangos de edad en función de la exposición a los factores causantes de este envejecimiento de cada paciente. Como resultado, muchas personas han optado por un procedimiento conocido como “Lifting de cejas” o “Lifting frontal”. Este procedimiento es además, el más demandado por hombres dentro del campo de la cirugía plástica facial.

La principal diferencia entre los diversas procedimientos quirúrgicos para levantar la frente radica en lugar donde se realiza la incisión.

El enfoque más reciente es la cirugía endoscópica: Varias incisiones de 0-5 a 1 cm se realizan justo detrás de la línea donde nace el cabello quedando así imperceptibles. En el paciente adecuado, este procedimiento se traduce en un menor riesgo de entumecimiento y cicatrices a la vez que tienen una recuperación más rápida.

Otras técnicas utilizan incisiones más largas para levantar las cejas y la ubicación de dichas incisiones está determinada por el cirujano después de examinarle y discutir con cada paciente las distintas opciones. Sin embargo, cualquier opción elevará y alisará la frente además de elevar las cejas mejorando así la armonía facial.

Un Lifting Frontal suele durar entre una a dos horas de cirugía Se realiza con más frecuencia bajo sedación intravenosa o anestesia local.

El lifting frontal suele realizarse combinado con la cirugía de blefaroplastia habitualmente de los párpados superiores. Esta combinación proporciona un resultado mucho más óptimo.

Otoplastia

Es probable que las deformidades de las orejas sean la características física que más llaman la atención a otras personas.

Con frecuencia, los niños con orejas de “soplillo” son víctimas de apodos crueles como "Dumbo" o "Mickey Mouse", y son los candidatos ideales para la otoplastia, aunque esta cirugía se puede realizar a cualquier edad después de que las orejas hayan alcanzado su tamaño de desarrollo final, por lo general alrededor de cinco a seis años de años. Incluso si las orejas sobresalen sólo ligeramente puede conducir a un fuerte complejo o a una mala adaptación al entorno escolar.

¿Cómo es la cirugía de otoplastia?

Se realiza bajo anestesia local en 1 hora. La cirugía comienza con una incisión detrás de la oreja, en el pliegue natural donde la oreja se une a la cabeza. Luego, el cirujano retira la cantidad necesaria del cartílago de la oreja y de piel necesaria para lograr el efecto deseado. En algunos casos, el cirujano recorta el cartílago, dándole una forma más deseable y luego fija el cartílago de nuevo con suturas permanentes para asegurar esa forma.

En otros casos, el cirujano no retira cartílago, consiguiendo una nueva forma solo con puntos de sutura para mantener el cartílago de forma permanente en su lugar. Después de esculpir el cartílago a la forma deseada, el cirujano las sutura para anclar la oreja. Después de la cicatrización, esta queda con la forma proporcionada permanentemente.

Paciente antes y después de la otoplastia

El postoperatorio de la otoplastia es muy bueno. La mayoría de los pacientes experimentan una leve molestia solo mientras duermen debido a la postura que deben adoptar, sobre todo en pacientes que duermen de lado.

Los riesgos de la otoplastia son bastante escasos: las infecciones son muy raras, la cicatriz es imperceptible al quedar detrás de la oreja y los hematomas raros. El paciente puede incorporarse a su vida normal en 3-4 días.

Feminización Facial

La cirugía de feminización facial se define comúnmente como "un grupo de procedimientos quirúrgicos que modifican la cara con el objetivo de aumentar su feminidad".

Dentro de estos procedimientos se incluye la cirugía de numerosas estructuras faciales:

1. Modificación de la línea de implantación capilar:

El nacimiento del pelo en las mujeres es mayor es más baja y más redondeada que en los hombres. Esta línea de implantación puede ser modificada mediante trasplante capilar.

2. Frente:

La frente del hombre tiene una cresta ósea por encima de las cejas que hace que su frente sea más prominente mientras que la frente femenina es más suave y más plana. La frente femenina también es más vertical, mientras que la frente masculina tiende a inclinarse un poco hacia atrás. Existen varias técnicas quirúrgicas para eliminar las crestas óseas de la frente.

3. Las cejas:

Las cejas femeninas son más finas y más elevadas que en el hombre. Además tienen una elevación más obtusa a nivel de la cola de la ceja. Mediante el lifting de cejas puede conseguirse dicha elevación de las cejas.

4. Ojos:

Las mujeres tienen ojos más grandes en proporción a la cara y los ojos tienen una expresión más abierta con un párpado superior más elevado que los hombres. Mediante una cantopexia puede modificarse la apertura palpebral que junto a un lifting de cejas se consigue una mirada más femenina.

5. Mejillas:

Las mejillas femeninas contiene más grasa que en los hombres y, por tanto, tienen una forma más redondeada y prominente. Mediante técnicas como el lipofilling facial (rellenos de grasa propia) o la colocación de implantes se obtiene una cara más femenina y redondeada.

6. Nariz

La nariz del hombre es mayor y más gruesa que la nariz de la mujer. En la visión frontal, la nariz es más estrecha en las mujeres. De perfil, la punta de la nariz tiene mayor rotación hacia arriba que en el hombre. Mediante la rinoplastia pueden modificarse todas las estructuras nasales para conseguir una nariz femenina.

7. Barbilla:

La barbilla femenina es más corta, más estrecho y más redonda que la barbilla masculina. Mediante la mentoplastia, el mentón puede hacerse más corto, más redondo.

8. Mandíbula:

La mandíbula femenina es verticalmente más corta, redondeada y es más estrecha en general que la mandíbula masculina. El ángulo mandibular suele ser más obtuso y pronunciado en el hombre. Mediante la cirugía de contouring mandibular puede obtenerse una forma más redondeada, ángulos más estrechos y mandíbula más redondeada.

9. Cuello:

El cuello del hombre además de ser más ancho que en la mujer, característicamente tiene mucho más definida la nuez de Adán que corresponde al cartílago tiroides que rodea la laringe. Este estructura puede reducirse mediante cirugía.

10. Depilación láser de la barba:

Mediante la depilación láser puede eliminarse de forma definitiva el pelo de la barba.

Lipofilling Facial

El autotrasplante facial de grasa, también llamado injerto de grasa, inyecciones de grasa, lipofilling, lipoestructura o lipotransferencia, es un procedimiento que utiliza la propia grasa del paciente para rellenar arrugas, defectos, surcos o restaurar el volumen perdido en la cara.

Las indicaciones estéticas para someterse a un lipofilling incluyen la pérdida del volumen de las mejillas, la desaparición de la grasa de los pómulos, los surcos profundos que van desde la nariz hasta las comisuras de la boca, y en algunos casos, también las líneas entre el párpado inferior y la mejilla. También es uno de los métodos más comunes utilizados para el aumento de labios o mentón. Además, el lipofilling se puede utilizar para suavizar todos los tipos de irregularidades tales como las que resultan de la liposucción o secuelas de otras intervenciones.

La grasa utilizada se obtiene mediante una liposuacción limitada alrededor del ombligo o el abdomen mediante una incisión de 0,2 cm dentro del ombligo haciendo que esta quede totalmente camuflada.

La grasa obtenida se procesa mediante centrifugación, filtración o lavado. Como resultado, se obtiene tejido graso líquido y puro, listo para la inyección en la cara.

Una de las ventajas de esta técnica, es que la grasa queda en su mayoría de forma permanente (> 70%) a diferencia de otros rellenos como el ácido hialurónico que se reabsorbe en casi su totalidad en 8-10 meses. Una de las grandes ventajas de esta técnica es que el material inyectado es del propio paciente, siendo un producto totalmente natural sin posibilidad de rechazo ni alergias. El aspecto de la piel que proporciona la infiltración de grasa es muy natural.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia local, sin necesidad de ingreso hospitalario, siendo muy confortable para el paciente. Dura aproximadamente una hora, dependiendo de la extensión de la zona a tratar.

Tras la cirugía, suele aparecer algún moretón en la zona de obtención de la grasa, por lo que necesitará el uso de una faja de contención abdominal durante 7-10 días. La inflamación a nivel facial es mínima y el paciente puede incorporarse a su actividad normal en 1-2 días.

Mentoplastia

La mentoplastia es la intervención quirúrgica estética que pretende colocar el mentón en una nueva posición para mejorar el perfil del paciente y crear una mejor armonía en el rostro.

Se realiza mediante una incisión en la mucosa oral dentro de la boca, sin dejar cicatrices en la piel. A continuación se realiza un corte del hueso mandibular que conforma el mentón para poder movilizarlo hacia la posición que deseamos (más avanzada o más atrasada) y que es la más apropiada para cada paciente. Posteriormente se termina la cirugía anclando el hueso cortado mediante pequeñas placas metálicas para que este quede fijado al resto del hueso mandibular. Otras variantes de esta técnica, en pacientes que precisaran un aumento del volumen del mentón, supondría la colocación de prótesis personalizadas de mentón. En estos casos, la prótesis se coloca tras realizar una incisión intraoral, en el surco existente entre el labio inferior y las encías por la que se introduce la prótesis. También es posible insertarla a través de la piel situada debajo del mentón. En este caso, las cicatrices resultantes se vuelven imperceptibles a los pocos meses. Es muy importante que si usted fuma, conozca que el tabaco aumenta las posibilidades de complicación de este procedimiento.

Es una técnica especialmente indicada en pacientes que tengan un mentón muy prominente o bien muy retraído. Suele combinarse con otras técnicas para armonizar la cara, como la rinoplastia y la eliminación de las bolas de Bichat (disminución de las mejillas). La técnica se puede realizar con anestesia local con o sin sedación, con una recuperación funcional óptima en pocos días.

Bichectomía

Las bolsas o bolas de Bichat son acúmulos de tejido graso bien delimitado, ubicadas normalmente en el espesor de cada mejilla, inmediatamente por debajo de los pómulos y en relación con el músculo buccinador, variando su tamaño en función de las características propias de cada individuo.

Generalmente en las personas que presentan un contorno facial redondeado, mejillas prominentes y pómulos poco definidos, tienen como alternativa la bichectomia o resección de las bolas de Bichat.

Dicho procedimiento, consiste en retirar de forma parcial o total este tejido graso, resecándolo de forma permanente a través de una pequeña incisión de 1 a 2 centímetros que se realiza dentro de la boca a nivel del segundo molar, sin dejar cicatrices visibles y con molestias mínimas para el paciente. Se trata de una cirugía de corta duración, que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local.

Esta cirugía pretende disminuir específicamente el volumen de las mejillas, haciendo relativamente más prominente los pómulos y logrando un mejor contorno facial y menos redondeado.

Liposucción cervical

Uno de los procedimientos más demandados en cirugía plástica facial es la eliminación de la llamada “papada”. La técnica más frecuentemente empleada para su eliminación es la liposucción cervical con la que se pretende eliminar el exceso de grasa acumulado en esta zona. Esta intervención se realiza para mejorar la apariencia del cuello, proporcionando un contorno más delineado y una piel del cuello más firme.

La acumulación de grasa bajo la línea de la mandíbula puede afectar fácilmente a muchas personas sin que padezcan de sobrepeso, y que a pesar de seguir rutinas de ejercicios y dietas para perder esa grasa indeseada, los resultados obtenidos no son los esperados. En ese caso, la liposucción cervical es la mejor opción para mejorar el contorno del rostro.

Este procedimiento se realiza por medio de una microcánula que se introduce en el cuello mediante un punto en la piel imperceptible a través de la cual se produce la extracción (aspiración) del exceso de grasa que forma la papada.

Este procedimiento presenta muy pocas complicaciones y no suele presentarse dolor postquirúrgico ni hematomas, proporcionando unos excelentes resultados.

Beneficios:

Si decides reducir tu papada obtendrás los siguientes beneficios:

  • Eliminarás efectivamente el tejido graso del cuello y la papada.
  • Definirás mejor el ángulo de tu barbilla.
  • Obtendrás una mejor definición entre la línea de la mandíbula y el cuello.

¿Puedo realizarme una liposucción de papada?

Los mejores candidatos para una reducción de papada son aquellas personas que desean eliminar el tejido graso molesto por debajo de la barbilla y su peso corporal no excede del 30 por ciento de su peso ideal.

La edad es un factor importante para obtener los mejores resultados de esta intervención, los candidatos a este procedimiento no deben superar los 40 años para así garantizar el aspecto deseado debido a la elasticidad de la piel; sin embargo, existe otra serie de cirugías plásticas faciales que pueden ofrecer el mejoramiento de esta zona en personas mayores.

Cuidados postoperatorios:

Después de la liposucción de papada debes proteger la zona de la intervención usando una mentonera postquirúrgica alrededor del rostro; deberás usar esta prenda de manera constante durante la primera semana y posteriormente utilizarla solo en las noches, lo que ayudará en el proceso de recuperación.

Es posible que tengas algunos moratones y un poco de dolor durante los días siguientes al procedimiento, que ceden con el uso de analgésicos.

Como en la mayoría de los procedimientos de liposucción, los resultados son instantáneos, pero el cuidado posterior es importante para garantizar el resultado que esperas. Debes cuidarte de no realizar ninguna actividad que implique el esfuerzo de la zona intervenida o del cuello hasta que te encuentres completamente recuperado/a.

Recuperación de la liposucción de papada:

La recuperación de la liposucción de papada es un proceso relativamente rápido, muchas personas pueden volver a sus actividades cotidianas una semana después del procedimiento.

Algunos pacientes experimentan inflamación y un poco de irritación, pero estas desaparecerán en pocos días.

En casos muy específicos se requiere de algunos puntos de sutura para cerrar la abertura creada por la cánula empleada para retirar los tejidos grasos.

Tratamientos relacionados

La liposucción de papada es ideal para aquellas personas que tienen una excelente elasticidad de la piel y pocos daños por el sol o el envejecimiento prematuro. Si deseas eliminar señales de envejecimiento, marcas de expresión en esta zona, y flacidez cutánea, puedes combinar este procedimiento con otras cirugías estéticas faciales, como un lifting. Debes tener en cuenta que estos procedimientos no eliminarán las arrugas finas de la piel.

Cirugía de las cicatrices

La aparición de cicatrices tras cualquier tipo de cirugía es uno de los motivos de consulta más común entre los profesionales dedicados a la cirugía plástica facial. Las cicatrices son consecuencias inevitables de una herida, enfermedad o cualquier procedimiento quirúrgico. Llamamos “retoques” de las cicatrices a la intervención realizada después de cualquier cirugía, con el fin de mejorar los resultados estéticos obtenidos.

A veces el cirujano se enfrenta a cicatrices debidas a cirugías previas en las que el cirujano se propone realizar un nuevo procedimiento estético para mejorar el resultado anterior. En otras ocasiones las cicatrices son secuelas de traumatismo previo o un proceso de cicatrización anómalo.

Las alteraciones de la cicatrización que más frecuentemente precisan de un retoque son las cicatrices anchas, deprimidas, pigmentadas, anomalías de tamaño y forma, así como cicatrices queloides (sobreelevadas) y cicatrices hipertróficas.

Es imposible eliminar al 100% las cicatrices o hacerlas desaparecer por completo. Sin embargo, a través de determinadas técnicas quirúrgicas podemos mejorar el aspecto y la textura de las cicatrices, disimulándolas en un contexto anatómico, denominado “subunidades anatómicas” en el que están presentes. La técnica empleada para tratarlas, dependerá de las características de la cicatriz, la extensión, la profundidad, la apariencia, la visibilidad, y la condición en la que se encuentra la piel de los alrededores.

Existen formas alternativas para manejar las cicatrices cutáneas, consistentes en la aplicación tópica y la infiltración de corticoides, la dermoabrasión, la mesoterapia y en determinados casos el láser.

Cirugía Capilar

Debido a los avances quirúrgicos con mejores resultados, el interés por la cirugía de transplante capilar ha aumentado notablemente durenate la última década. El aspecto de “pelos de muñeca” de antaño ha pasado a la historia afortunadamente y las técnicas actuales, mucho más refinadas, permiten un aspecto tras el trasplante capilar de absoluta naturalidad.

¿Cómo es la cirugía?

Existen actualmente 2 técnicas de trasplante capilar:

  • Técnica FUT (Folicular Unit Transplantation) o técnica de la tira
  • Técnica FUE (Folicular Unit Extraction)

La técnica FUT consiste en la extracción de una tira de piel con pelo de la zona posterior de la cabeza de donde extrae las unidades foliculares que van a ser implantadas posteriormente en las zonas alopécicas.

La técnica FUE consiste en la extracción pelo a pelo de las zonas laterales y posterior de la cabeza donde no se ha caído el pelo y posteriormente implantar esos injertos obtenidos en las regiones de alopecia.

Ambas técnicas proporcionan fantásticos resultados. La elección de la técnica dependerá de las características del paciente y de la cantidad de unidades foliculares que necesitan ser trasplantadas.

La cirugía se realiza bajo anestesia local y el paciente no sufre ningún dolor en el postoperatorio.

Después de la cirugía, el cirujano puede optar por colocar un apósito durante uno o dos días. Si se utilizan puntos de sutura, estos se eliminan por lo general dentro de los 10 primeros días. Al segundo o tercer día el paciente podrá lavarse la cabeza con champú.

La formación de costras en la zona trasplantada también es muy común y puede ser visible durante la primera semana después de la cirugía.

El cabello recién trasplantado a menudo se cae en las seis semanas siguientes al procedimiento. Esto, sin embargo, es absolutamente normal. El crecimiento del pelo nuevo le llevará alrededor de cuatro a seis meses, pero requerirá de hasta 18 a 24 meses para que el crecimiento total se produzca. Para lograr un aspecto de crecimiento natural del cabello, a menudo es necesario llenar las áreas de parcheadas de alopecia, ajustar la línea de implantación del cabello, o eliminar el exceso de tejido de las áreas que han sido tratadas con cirugías previas. Estos procedimientos de retoque son esperables y pueden ser necesarios en algunos casos.

Cirugía Reconstructiva

Los procedimientos de cirugía reconstructiva facial, engloban a un gran número de patologías que afectan a la cara. Podemos resumirlas en:

Reconstrucción por cáncer de cabeza y cuello:

Consiste en la reparación de defectos faciales tras intervenciones de cáncer que han provocado secuelas o defectos en la cara que precisan de injertos o colgajos obtenidos de otras partes del cuello para reparar defectos de hueso, de piel, músculos o de nervios. Además de recuperar un aspecto estético lo más parecido al que tenía el paciente previo al cáncer, la cirugía reconstructiva pretende restaurar todas las funciones de la cara como la masticación, el hablar, los movimientos de los músculos, la sonrisa, etc. En ocasiones es precisa la obtención de injertos libres microvascularizados procedentes de otras partes del cuerpo como el hueso peroné para la reconstrucción de la mandíbular, la parte anterolateral del muslo para la obtención de piel y músculo para la reparación de grandes defectos o pérdidas de sustancia de la cara, etc.

Cirugía de labio leporino:

Consiste en la corrección de la deformidad de nacimiento que se produce en el labio en pacientes con esta patología. Por lo general, este procedimiento se realiza en torno a los 3-6 meses de edad, y por lo general consiste en la reparación de la asimetría de las fosas nasales así como de la deformidad de los labios.

Reparación de paladar hendido:

Consiste en la corrección de la deformidad de nacimiento que se produce en el paladar en pacientes con esta patología. El procedimiento generalmente se realiza alrededor de los 9-12 meses de edad. Además de la reparación de la fisura en el paladar, se colocan tubos de ventilación habitualmente durante el procedimiento para ayudar a prevenir las infecciones del oído.

Parálisis facial

La cirugía reconstructiva en este caso pretende mejorar la deformidad facial causada por la parálisis facial. Existen múltiples técnicas que pretenden mejorar la simetría facial y la restauración de la mímica facial:

  • La colocación de pesas de oro en el párpado superior para ayudar a prevenir la sequedad del ojo y restaurar el parpadeo
  • Injertos nerviosos cruzados para restaurar la contracción muscular de lo músculos de la hemicara afecta.
  • Colgajos de músculo, tarsorrafias, suspensión con hilos tensores, etc…

Reconstrucción tras trauma facial

En estos casos la cirugía se realiza para corregir y tratar las fracturas faciales y / o cortes en la cara, comúnmente sufridas durante los accidentes de tráfico, peleas, violencia doméstica, eventos deportivos, mordeduras de animales, etc ... Las fracturas faciales implican con frecuencia a la mandíbula, los pómulos, la cuenca del ojo o la frente y requiere realineamiento de los segmentos óseos y fijación para la curación adecuada. Las laceraciones o heridas faciales traumáticas pueden causar cicatrices, daño del nervio facial, la transección del conducto salival, lesión del conducto lagrimal, o incluso la pérdida de una parte del cuerpo (por avulsión del oído).

Reparación de microtia (oreja pequeña) o anotia (ausencia de oreja)

Es la corrección quirúrgica de la oreja por falta congénita. Se puede crear una oreja nueva utilizando un injerto cartilaginoso formado a partir de cartílago obtenido de una costilla (etapa I), y posteriormente refinado por la creación de un lóbulo de la oreja (fase II), y la creación de un pliegue detrás de la oreja nueva (fase III).

Cirugía de las Malformaciones

La corrección quirúrgica de las deformidades del esqueleto maxilofacial incluye los procedimientos reconstructivos que permiten corregir las deformidades de los maxilares, esqueleto facial y los tejidos blandos asociados. Estas anormalidades pueden ser causados ​​por aberraciones genéticas, ambientales, de desarrollo, funcionales, y / o patológicos aparentes al nacer o que se manifiestan en el crecimiento y desarrollo posterior o adquiridas por un trauma, procesos neoplásicos, y enfermedades degenerativas.

Las deformidades musculoesqueléticas de los huesos faciales pueden ocurrir en los tres planos del espacio (anteroposterior, vertical y transversal) o cualquier combinación de los tres, unilateral o bilateral, y en uno o ambos maxilares.

Los procedimientos quirúrgicos implican reposicionamiento y recontornamiento de los huesos faciales para corregir problemas funcionales y / o patológicos. El objetivo principal de la corrección quirúrgica de estas deformidades esqueléticas es la restauración y mejora de la función, la simetría y la prevención de posibles secuelas.


 

Este sitio web usa cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.   Aceptar